Seleccionar página

Mantén tu hogar seguro y eficiente

deshollinadores profesionales

Deshollinar la chimenea

Deshollinar la chimenea es un paso esencial para garantizar la seguridad y eficiencia de tu sistema de calefacción. Cuando se quema cualquier tipo de combustible, ya sea madera, carbón, pellets u otros, se generan calorías junto con suciedad y residuos, como hollines, vitrificados, alquitranes y sulfatos. Estos residuos se acumulan tanto en el aparato de calefacción como en el conducto de evacuación de humos, lo que puede llevar a problemas graves si no se les presta atención adecuada.

Importancia del deshollinado

El hollín y otros residuos que se acumulan en la chimenea y el conducto de humos pueden tener varias consecuencias negativas. En primer lugar, pueden reducir la eficiencia de tu sistema de calefacción. Los residuos obstruyen el paso de los gases de combustión, lo que impide que se libere todo el calor producido. Como resultado, es posible que no obtengas el máximo rendimiento de tu sistema y termines gastando más dinero en combustible de lo necesario.

Beneficios del deshollinado profesional

Seguridad mejorada

Un deshollinado adecuado elimina los residuos peligrosos y reduce el riesgo de incendio y envenenamiento por gases tóxicos.

Eficiencia óptima

Al eliminar los residuos, se permite que los gases de combustión se liberen de manera más eficiente, lo que mejora la eficiencia energética de tu sistema de calefacción.

Prolongación de la vida útil

Al mantener tu chimenea y conducto de humos limpios, puedes reducir el desgaste y prolongar la vida útil de tu sistema de calefacción.

Cumplimiento normativo

En España, el deshollinado regular es un requisito legal. Contratar un servicio profesional te asegura cumplir con las regulaciones y normas vigentes.